Acampando junto al Yahuarcocha

Acampando junto al Yahuarcocha

A 90 minutos de Quito, la laguna del Yahuarcocha recibe acompañantes que buscan aventuras y experiencias nuevas. La hacienda Sommerwind, de dueños alemanes, ofrece a los turistas un lugar donde quedarse y disfrutar del maravilloso paisaje de la zona, al igual que diversas actividades que son ofrecidas en el complejo. La historia de la creación de Sommerwind está llena de casualidades, por ello hablamos con sus dueños, Hans y Patricia, para conocer más sobre los sucesos que los llevaron a ser uno de los lugares favoritos de los campistas, sobretodo por su fotogenia frente al lente de un Galaxy S9.

Así nació Sommerwind

Sommerwind surgió luego de que Hans y Patricia se enfermaran de ganas de aventura. Revisaron una lista de posibles países donde puedan disfrutar de naturaleza, buen clima y actividades de todo tipo día a día: el país seleccionado fue Ecuador. Al llegar, tan solo con sus seis maletas, recorrieron distintos lugares con el fin de seleccionar su nuevo hogar. Un terreno con mucha maleza, pero con una vista maravillosa, los enamoró por siempre. Se asentaron ahí y convirtiendo los matorrales en sembríos de alfalfa, árboles frutales e incluso un potrero para caballos.

Luego de que un par de turistas les pidieran posada en sus terrenos, Hans y Patricia decidieron convertir su hogar en la hacienda Sommerwind, asentada a la orilla del Yahuarcocha.

 

“360 días de primavera” fue la oferta que Sommerwind puso sobre la mesa y que Alemania no pudo igualar. Los turistas pueden disfrutar de esta larga primavera en tiendas o en cabañas, este último, es un servicio que surgió después debido a la acogida turística del lugar. Por supuesto, también tiene ciertas comodidades, como electricidad, agua potable, internet y lavandería, porque la unión con la naturaleza no nos puede quitar las ganas de publicar fotos del imponente lago de Yahuarcocha con un Galaxy S9, ¿verdad?.

¿Qué puedes hacer en Sommerwind?

La hacienda ofrece tours alrededor del Ecuador, incluyendo Galápagos, con servicio vehicular y los trámites que la región insular solicita a los extranjeros, incluido. Aparte, Sommerwind tiene actividades deportivas de toda clase: puedes escalar, hacer caminata, andar en parapente e incluso montar a caballo. De igual manera, es inevitable hacer un poco de paisajismo mientras andas en bote o en bicicleta, alrededor de Ibarra y la provincia de Imbabura.

La recomendación de Hans y Patricia es que aprovechen la experiencia en una tienda de acampar, ya que la atmósfera de lago es ideal para pasar la noche, sobretodo con la vista de los volcanes Cotacachi e Imbabura a los horizontes.

Sommerwind tiene anfitriones adorables, que hablan tres idiomas y entienden las necesidades de los turistas, son muy amigables y buscan siempre aprender de los nuevos visitantes.

 

 

 

Comentarios


Suscríbete

Entérate de más notas de actualidad Every Day Galaxy