Coachella fue un festival para brillar

Coachella fue un festival para brillar

Por Michelle Gallardo

 

¡Al fin llegó Coachella! Mi festival de música favorito en donde no tan sólo la música forma parte de la experiencia, sino también el arte, la moda y las tendencias. Por eso me preparé para mi viaje a Indio, California y sacar lo más divertido de los tres outfits que iba a usar cada día y llevarlos al extremo para lograr un look de festival. ¡Sin olvidar que cada spot de Coachella es perfecto para hacer fotos!

Outfit 1: ¡Sí a las transparencias en formato Total Black!

¡El Total Black es tan Coachella! Para el primer día, usé un top de tubo negro y una falda de transparencia, la tendencia preferida del festival este año, con un cinturón de brillos para darle un toque más de festival, junto con unos botines negros de plataformas.

Outfit 2: ¡Boho Chic, de vuelta a los 70!

Maxifaldas: creo que tengo alma hippie. Amo esta prenda para los festivales, son súper cómodas, le dan movimiento y color a tu outfit y este estampado fue ¡amor a primera vista! Lo combiné con un top lace up blanco para no quitarle protagonismo a la prenda estrella y usé un collar plateado oversize.

Outfit 3: ¡Denim para toda la vida!

Este outfit no lo pensé hasta el último día, pero me encantó el resultado. ¡Lo mejor de las prendas de mezclilla (tela jean) es que son todo terreno, se puede combinar con cualquier prenda y jamás pasan de moda!

Usé 3 capas: un bralette, una top denim y un kimono colorido que le dio un toque único al look. Como peinado me recogí la mitad del cabello

 

con dos bus (moñitos) y el resto ondas naturales.

 

Otras tendencias que nos dejó Coachella: ¡No hay festival sin flores! Así que los estampados florales siguen siendo los protagonistas. También predominaron las transparencias y rejillas, gafas de vidrio color rosa, flecos en todas las prendas, diamantes y brillos tanto el outfit como en la cara, sombreros tipo fiddler, y collares plateados y oversize.

 

 

 

 

Fotos para recordar Coachella por siempre

El mejor compañero de festival fue mi Samsung Galaxy S9. ¡Me encanta cómo se ven las fotos a plena luz del día y al atardecer! Pero mis preferidas son las nocturnas. La cámara de mi S9 se adapta a la luz como el ojo humano: en el día, las fotos salen nítidas. Y en la noche, el lente se abre y capta más luz. Por eso pude captar el escenario y las esculturas, con todo su brillo. ¡Fue increíble!

Comentarios


Suscríbete

Entérate de más notas de actualidad Every Day Galaxy